FAMILIA CABRINI

CINCO GENERACIONES

Fundada en el año 1918 por Don Leandro Cabrini, nuestra Bodega es una tradición familiar, transmitida a lo largo de cinco generaciones y casi 100 años de historia. Actualmente los bisnietos y tataranietos de Don Leandro son los que continúan con el legado de producir vinos de alta calidad, respetando los métodos naturales y tradicionales utilizados por la familia desde siempre.

I GENERACIÓN

A fines del siglo XIX, desde la Emilia Romagna, al norte de Italia, llega a Argentina cargado de ilusiones, esperanzas y sueños Don Leandro Cabrini, pionero y protagonista de la I Generación. Él había emigrado en el año 1896, radicándose primero en Buenos Aires y luego a principios de siglo se establecería en Mendoza.

En 1918 plantó los viñedos donde actualmente se encuentra la Bodega. Leandro elige la localidad de Perdriel para cultivar su primer viñedo de Malbec, la variedad más difundida en Luján de Cuyo. En este lugar, dos años más tarde, construye la Bodega y la Casa Familiar. Allí nació una historia, la de una familia que ató su suerte a un único objetivo: Producir vinos de alta calidad.

Aquí en Bodega Cabrini cada centímetro habla y nos cuenta de la frondosa historia de la familia matizada entre vinos. Desde las fotos prolijamente ordenadas, todos los integrantes de la familia siguen habitando la atmósfera de la Bodega. En el ambiente acogedor de la casa del año 1920, hoy funciona la vida comercial de la Bodega.

II GENERACIÓN

Leandro tuvo dos hijos varones: Guillermo y Luis. Ambos nacidos en Italia, constituyeron la II Generación de Bodega Cabrini. Con ellos la superficie plantada y la capacidad de almacenamiento fueron incrementándose poco a poco, ya que se adquirieron nuevos viñedos. Así mismo los vinos llegaron a nuevos destinos de mercado en el país.

Fue entre los dos hijos y el padre que decidieron en el año 1939 elaborar un vino especial para ser utilizado en la Santa Misa. Guillermo Cabrini era Sacerdote Salesiano y fue él el nexo para la elaboración de este vino. De esta manera el unía sus dos vocaciones de vida: El sacerdocio y la elaboración de vinos que heredó de su padre. Justamente como recuerdo de la primera producción de este vino, hemos guardado el tonel que albergó por primera vez en el 1939 los primeros 1.900 litros de prueba del Vino de Misa en las instalaciones de la Bodega.

Durante la Segunda Generación, Leandro continuó trabajando hasta 1956, cuando fallece con 94 años. Hasta su muerte, él continuaba conduciendo la Bodega junto con su hijo Luis.

III GENERACIÓN

La década de 1950 marca una nueva etapa de la Bodega Familiar, dirigida por la Tercera Generación con los hijos de Don Luis Cabrini: Eliseo, Guillermo, Jorge y Juan. Se promueven nuevos estilos de vino que marcan una notable época: Refosco Espumante, Lambrusco de Sorbara, Raboso del Piave, Pinot Noir, Pinot Blanc, Semillón, Espumante, y uno especial, el Gran Solera. La comercialización se expande, con la adquisición de un depósito central en la ciudad de Buenos Aires.

Eliseo, junto con su hermano Jorge continúan con la producción de los varietales y el vino de misa hasta la década del 90. A partir de ese año se incorpora la próxima generación, hijos de Don Eliseo quienes hoy manejan la Bodega.

IV GENERACIÓN

En la actualidad Fernando, Hugo y Mauricio Cabrini, siguen la tradición familiar, cuidando aquellas primeras cepas plantadas en 1918 por su bisabuelo Don Leandro Cabrini, y las del resto de sus fincas, conjugando su labor con la tecnología contemporánea para lograr los exquisitos vinos que conforman el portfolio de la Bodega Cabrini.

Ellos se propusieron dar continuidad a la tradición familiar, haciendo crecer a la Bodega, incorporando nuevas propiedades en el Valle de Uco, nuevas tecnologías y estrategias de comercialización tanto en el Mercado Interno como en el Mercado Externo en Europa y EE UU.

V GENERACIÓN

Además de la Cuarta Generación, hoy en día la Bodega también está conformada por Victoria, encargada de la parte enológica, Danilo en el manejo de clientes de Mercado Interno, y Leandro a cargo del sector de Exportaciones, siempre respetando la historia y tradición de la Familia Cabrini, con casi 100 años de trayectoria.